15 años sin Hide

•Jueves, 2 mayo, 2013 • 1 comentario

Hacia un siglo que no escribía, a ver si voy retomando la costumbre… De todos modos hoy, 2 de mayo de 2013, se cumplen 15 años de la muerte de Hide, así que como mínimo tocará poner algún videoclip suyo.

Un opíparo pepino

•Sábado, 14 julio, 2012 • 1 comentario

Un opíparo pepino

En algún momento tenía que salir algún pepino en mi blog… ¿no?

Esta foto la he hecho con mi nuevo objetivo Sigma 50mm f1.4 EX DG HSM, el mejor 50mm que he tenido la oportunidad de probar, superando por bastante al ya de por si excelente Pentax FA 50mm f1.4 que también tengo.

Cutretutorial III: Como utilizar los parámetros básicos

•Martes, 10 abril, 2012 • 12 comentarios

En el último tutorial expliqué que representa cada parámetro básico de los tres pilares de la fotografía digital (velocidad de obturación, diafragma e ISO). Hoy voy a explicar como variarlos dependiendo de lo que estemos buscando en nuestra fotografía.

Velocidad de obturación:

Como recordareis (y si no repasad el último cutretutorial), la velocidad de obturación representa el tiempo que estará abierto el obturador, y por lo tanto, el tiempo que durará el proceso de hacer la foto en si. Con este parámetro es probablemente con el que mas se puede jugar para conseguir resultados muy diferentes. Normalmente, este es el parámetro básico que vamos a ajustar a nuestra necesidad en fotografía de acción y de elementos en movimiento, y los otros dos, Diafragma e Iso, los ajustaremos para complementar esta primera elección. ¿Por qué? Bueno, es sencillo, cuando queremos fotografiar algo en movimiento puede que queramos obtener dos cosas diferentes: O bien congelar el movimiento del objeto para que nos salga totalmente nítido, por lo que buscariamos una velocidad de obturación lo mas alta posible, o bien usar una velocidad moderada o lenta para que el sujeto que fotografiamos salga ligeramente borroso debido al desplazamiento, lo que dará dinamismo a la foto y transmitirá esa sensación de movimiento. Un ejemplo:

Como veis, moviendo la mano delante de la cámara y haciendo la foto a 1/13 sale la mano muy borrosa (pero no desenfocada, no hay que confundir la trepidación por movimiento al desenfoque), transmitiendo la sensación de movimiento. En cambio, si reducimos la velocidad a 1/400, aunque aún no sale la mano totalmente definida, si se contiene mucho mas el movimiento, aunque este fuese el mismo que en la anterior foto:

Hay que tener en cuenta que, aunque el sujeto al que fotografiamos esté quieto (y hablando de sujeto no tiene porque ser una persona, puede ser una estatua, etc.), nosotros si nos movemos aunque sea ligeramente mientras hacemos la foto, por lo que es recomendable recordar aquella norma que comenté en el anterior tutorial: Si lo que queremos es que la foto salga nítida y definida, hay que intentar no utilizar velocidades por debajo de la distancia focal que utilizamos (si usamos por ejemplo un objetivo de 50mm, es recomendable no disparar a velocidades mas lentas de 1/50, y lo ideal es duplicar como mínimo esa focal, por lo que la velocidad recomendada es de 1/100, aunque por supuesto no hay que olvidar lo que se comentó en el anterior tutorial: ajustar bien los demás parámetros para que, una vez elegida la velocidad desdeada, no nos salga la foto demasiado oscura (subexpuesta) ni demasiado clara (sobreexpuesta), comprobando el fotómetro en la pantalla o el visor. Muchas veces podemos pensar que la foto no está enfocada, y en realidad el problema reside en la trepidación, ligera borrosidad debido a que no disparamos con suficiente velocidad y nuestro movimiento o el del objeto que fotografiamos, aunque casi imperceptible, provoca que se vea la foto falta de nitidez.

En resumen, daremos prioridad a la velocidad si lo que buscamos es, o bien congelar el movimiento de un elemento veloz (imaginemos por ejemplo un coche pasando a toda velocidad por la carretera, en el que queremos que el coche esté bien definido) o bien captar precisamente esa velocidad de forma que salga el coche borroso aportando sensación de velocidad a la foto. Ambos casos serán extremos, usaremos velocidades mas altas o mas lentas de las habituales.

También hay que recordar una cosa que suele confundir a la gente: La velocidad de obturación y el tiempo de exposición son lo mismo, salvo que la velocidad de obturación hace referencia a lo rápido que se abre o cierra el obturador, por lo que a mayor velocidad de obturación, menos rato estará el sensor recibiendo luz, y en cambio el tiempo de exposición hace referencia directa al tiempo que el sensor está recibiendo luz, por lo que a mayor tiempo de exposición… pues eso, mas rato recibiendo luz. Estos dos términos se pueden usar indistintamente, y realmente hacen referencia a lo mismo, pero claro, hay que comprender y no equivocarse y aumentar la velocidad de obturación si alguien dice que necesitamos mas tiempo de exposición.

Diafragma

El uso del diafragma a nivel artístico se centra básicamente en la profundidad de campo, por lo que recomiendo leer el primer cutretutorial que escribí centrado en este punto. De todos modos insistiré de nuevo en ello de forma algo mas resumida, eso si. El diafragma, que en las cámaras reflex está en el objetivo, es un sistema en forma de anillo que se abre o cierra, dejando un agujero en el centro por el que entra la luz al sensor. Cuanto mas abierto está el diafragma, mas bajo es el número de valor F, y menos profundidad de campo tendremos. La profundidad de campo es la zona enfocada de la fotografía, y cuanto menos profundidad de campo tengamos, mayores desenfoques conseguiremos. ¿Como jugaremos con esto? Este elemento es posiblemente el que mas juego da a la hora de conseguir imágenes bonitas. El desenfoque que producen los objetivos se conoce como Bokeh, un término japonés, y suele ser un elemento a tener en cuenta cuando se busca un objetivo que de grandes desenfoques, ya que no todos dan el mismo tipo de desenfoque. Hay que recordar también que se consigue mas desenfoque cuanto mas larga sea la focal del objetivo, por lo que conseguiremos mas desenfoque con un  objetivo a 200mm a f2.8 que a 100mm con la misma apertura.

Así puede que nos encontremos en dos casos: Que busquemos un desdenfoque grande para aislar el objetivo del resto (como suele ser habitual en retratos, por ejemplo) por lo que usaremos aperturas grandes (número F bajo), o todo lo contrario, intentar tener la máxima zona definida posible (para paisajes, por ejemplo) por lo que usaremos números F altos.

Un par de ejemplos:

En esta foto hemos decidido que el elemento a destacar sea la pinza de ropa del primer plano, por lo que hemos utilizado un diafragma de f1.4 y enfocado en ella. De hecho, la vista se centra en ella enseguida, ya que el resto de la imagen está muy desenfocada. Este recurso funciona muy bien, y podemos hacer que la atención se centre en lo que nosortos queramos (por ejemplo, centrar el foco en los ojos de un retrato). En cambio si lo que queremos es que el entorno se vea mas claro, para contextualizar mas el objeto o por la razón que sea, aumentamos a f8 y el resultado es el siguiente:

Como podemos ver, ahora las pinzas que hay detrás de la primera ya se ven también enfocadas, y la imagen no tiene un centro de atención tan claro, aunque apreciamos mejor el entorno en el que está. Por supuesto, al haber esta diferencia de diafragma tan grande, también la velocidad de obturación hemos tenido que modificarla, y mientras en la primera la velocidad fué de 1/2000 segundos (una dosmilésima parte de segundo), en la segunda, al cerrar mas el diafragma y reducir el paso de luz, hemos tenido que reducir la velocidad de obturación a 1/125.

Sin embargo, también debemos tener en cuenta que tanto a máxima como mínima apertura, los objetivos nunca dan lo máximo de si a nivel de nitidez, por lo que debemos decidir si preferimos tener una imagen un poquito menos nítida a cambio de tener un desenfoque mas pronunciado, por ejemplo. Eso dependerá de nosotros y de lo que se busca en cada situación, lo importante es saber que tenemos estas opciones a nuestro alcance, experimentar con ellas, y aprovecharlas cuando haga falta.

ISO

El ISO es el patito feo de las opciones. ¿Por qué? Bueno, sencillamente hay una regla con el ISO: Cuanto mas bajo, mejor. El ISO no es un parámetro mecánico como las otras dos opciones, si no un sistema que regula la sensibilidad del sensor de la cámara. El ISO mas “estandar” es el 100, que suele ser el mas bajo en la mayoría de cámaras (aunque en las de gamas altas a veces se puede seleccionar valores mas bajos, como 80 o 50). Básicamente si aumentamos el ISO, lo que hacemos es que el sensor sea mas sensible a la luz como ya comenté, por lo que este parámetro debemos considerarlo como un esclavo de los otros dos anteriores, ya que , como digo, siempre tendremos el valor ISO en su posición mas baja, y lo subiremos solo cuando tengamos el diafragma y velocidad de obturación deseados, pero el fotómetro de la cámara nos indique que necesitamos mas luz. Lo ideal es que, si necesitamos mas luz, abramos mas el diafragma o reduzcamos la velocidad de obturación, pero como hemos visto antes, muchas veces buscaremos hacer una foto en concreto que requerirá un diafragma y una velocidad específicos, y si con las condiciones de luz que tenemos no son suficientes, tendremos que o bien aumentar el ISO, o añadir alguna fuente de luz externa como un flash, del que hablaré en otro cutretutorial.

Sin embargo, como ya comenté, el aumento del ISO conlleva que aunque bien el sensor es mas sensible a la luz que recibe (a ISO 200 es el doble de sensible que a 100, etc.) también conlleva el aumento del ruido, por lo que hay que ir con cuidado con esto. De todos modos, las cámaras reflex modernas cada vez tienen mejor contención de ruido, especialmente algunas marcas mejor que otras, y las gamas mas altas lo hacen mejor que las gamas de iniciación, por supuesto.

Aquí teneis un un ejemplo de la misma foto con ISOs extremos:

Tomando como referencia esta foto, hecha directamente en jpg y a 2 megapíxeles, os enseño dos recortes al 100% para que entendais bien como afecta el ruido al aumentar el ISO. El primer detalle es de la foto tomada a ISO80.

Aqui podemos ver que a ISO80 no hay ruido, los colores salen bien, no hay apenas granulado (salvo el que se produce por la compresión de la imagen en jpg), y en general la calidad de imagen es buena. En cambio, si hacemos la misma foto a un iso extremadamente alto, como es ISO51.200, el resultado del mismo detalle es este:

Como veis, la imagen está llena de un granulado bastante molesto que quita definición. Y eso que mi cámara trabaja de forma excelente a ISOs altos. ¿Entonces porqué subir el ISO? Bueno, la toma a ISO 80 está hechoa a f1.6 y una velocidad de 1/50 segundos, mientras que la de ISO51200 se ha realizado a f9 y 1/1000 segundos. Como digo, son casos extremos, pero algunas veces nos interesará subir un poco el ISO para poder mantener una velocidad de obturación aceptable en sitios de iluminación pobre.

Entonces ¿En que situaciones debe darse prioridad a que característica? Eso depende mucho de lo que busqueis de la foto, no es lo mismo un retrato de una persona en la que solamente los ojos están enfocados y el resto borroso, que una en la uqe se le ven hasta los pelos de la nariz definidos. No hay una opción mejor que otra, se trata de tomas diferentes y depende de vosotros cual preferís realizar. Lo importante es que, cuando decidais qué es lo que buscais, podais hacerlo ajustando bien los parámetros.

Cuatr meses sin entradas son suficientes

•Viernes, 9 diciembre, 2011 • 3 comentarios

Pues si, creo que después de 4 meses sin actualizar ya iba tocando. Próximamente pondré un nuevo tutorial para vagos de estos que tengo a medias preparado desde hace tiempo, pero mientras tanto voy desoxidando un poco el blog.

Últimamente he conseguido poco material fotográfico nuevo, pero entre ellos un par de cosas reseñables:

Un objetivo smc Pentax M 100mm F4 Macro, que suele venderse de segunda mano por alrededor de 150-180€, y que me ha costado la friolera de… 14€! ¿Por qué este chollo? Bueno, tiene truco.

Resulta que conseguí el objetivo en subasta en ebay a un precio ya de por si atractivo para el precio por el que se suele vender, unos 80 euros, pero al llegarme desde su origen en Bélgica descubrí horrorizado que, aunque la descripción del objetivo en ebay ponía que estaba impecable, el elemento frontal (el cristal delantero) tenia unas enormes manchurracas internas y que, en un primer momento, pensé que eran hongos:

¡Menudo fracaso! Me puse en contacto enseguida con el vendedor, el cual me pidió unas fotos para ver el estado del objetivo (esta que veis arriba fue una de las que le hice llegar). Después de un intercambio de mensajes, el vendedor decidió que no le salí a cuenta recuperar el objetivo, por lo que procedió a devolverme el dinero que había pagado por él, salvo los costes de envío. De esta forma, no perdía demasiado, y yo me quedaba con un objetivo en un estado bastante lamentable por el precio del envío, que habian sido 14 euros. El mayor problema era que esta suciedad se encontraba entre dos cristales pegados, por lo que su limpieza era muy compleja.

Informándome un poco sobre el tema y gracias al foro Pentaxeros, me sugirieron que eso podrían no ser hongos, si no el propio adesivo que se usa para pegarlos (normalmente bálsamo de canadá) que se estaba descomponiendo. Después dei nvestigar un poco sobre el tema, descubrí que era cierto, se trataba del adesivo, así que tocó ver el proceso para separar las dos lentes y limpiarlas a conciencia. No me costó encontrar un sistema aparentemente poco agresivo: Usando calor. Algunos sugerían una pistola de calor, pero encontré un mensaje en internet de una persona que lo había conseguido de una forma aún mas sencilla: Poniendo el elemento en agua, y hacerla hervir.

Dicho y hecho, cogí un cazo, un colador de plástico (para que las lentes no estuviesen en contacto con el fondo del cazo directamente), y llené el cazo de agua de forma que el agua estuvies a la mitad del colador aproximadamente. A hervir tocó, y al cabo deu nos minutos tenía las dos lentes separadas.

Pude limpiar el adesivo, y como el bálsamo de canadá es muy caro y dificil de encontrar en sitios pequeños como el que vivo, decidí probar a ensamblar de nuevo el objetivo sin pegar las lentes, ya que la construcción del objetivo en si aprisiona las lentes de forma que no puedan desplazarse.

¿El resultado? Bueno, desde luego muchísimo mejor que antes, sin ser un acabado perfecto. Aquí podeis ver una foto del después:

Total, que por 14 euros tengo un objetivo macro muy eficaz, que si bien puede no estar en un estado tan bueno como algunos, por el precio no puedo quejarme. Los resultados con él además son bastante buenos:

 

Por otro lado, otro material con el que me he hecho ha sido un set de 3 paraguas de estudio, 3 tripodes para ponerlos y tres rótulas para flashes tipo Speedlight. Con esto, tengo previsto empezar a hacer sesiones de estudio a amigas y amigos, tal vez un poco amateur, pero con ambiciones, sin duda. Las primeras sesiones espero que sean pronto, y ya iré comentando los resultados y tal vez mostrando algún que otro ejemplo.

Sea como sea, como dije, la próxima entrada será seguramente otro cutretutorial de los mios. Y esta vez no tardaré cuatro meses, lo juro!

Cutretutoriales de fotografía para vagos (volumen II)

•Viernes, 19 agosto, 2011 • Dejar un comentario

Bueno, por fin escribo otro cutretutorial, pero antes de empezar, me regocijaré comentando que he comprado una nueva cámara, después de vender mi excelente y querida Pentax K-x a un señor de Extremadura. He comprado la hermana mayor de mi K-x, la Pentax K5, que es una maravilla de la ciencia fotográfica. Aqui podeis ver una fotillo que le hice ayer (si, hice una foto de una cámara, parezco un enfermo):

Y ahora después de este inciso absurdo, vayamos a lo “interesante” (si, entre comillas XD):

Cutretutorial II: Fotografiar en modo manual

Cualquier persona que se compre una reflex debe saber que utilizarla en modo Automático es como si te compraras un coche y lo condujeses siempre marcha atrás: Se puede hacer, pero es una gilipollez monumental.

Así pues, tienes tu querida cámara reflex pero no tienes ni idea de como usarla en modo manual ¿Que puedes hacer? Pues aqui voy a explicar con mi terminología chorra y sencilla como hacer fotos en modo manual y aprender a sacar partido de la cámara. Ya aviso que este tema es menos visual y mas aburrido que el anterior, pero es la base que hay que conocer para después poder aprender cosas mas entretenidas.

Bien, básicamente, antes que nada, tenemos que entender como funciona una cámar reflex al hacer una foto.

El cuerpo de la cámara tiene un sensor electrónico, que es lo que capta la luz y lo convierte en una foto (en la fotografia tradicional eran los carretes de fotos, ya hora son sensores digitales). Delante de este sensor, existe una especie de puerta llamada obturador, que está casi siempre cerrado, impidiendo que le entre luz al sensor, y delante de este, el espejo (si quitais el objetivo de la cámara y mirais dentro vereis el espejo con una inclinación de 45º), cuya única función es hacer rebotar la imagen que entra desde el objetivo hasta el visor que tenemos detrás de la cámara (ojo con no tocarlo, es una pieza sensible)

Un objetivo, por su parte, tiene sus lentes ópticas, que se dedican a enviar la imagen a la cámara, y un especie de compuertas de anillo internas que se abren y se cierran llamado diafragma (del que ya hablé en el cutretutorial I sobre profundidad de campo).

Bien, entonces, el proceso de una foto es sencillo: Enfocamos la imagen (o lo hace la cámara si usamos enfoque automático, que es uno de los pocos automatismos que podemos aprovechar a gusto en las cámaras reflex), y cuando presionamos el disparador para hacer la foto, sucede lo siguiente: El espejo, que estaba con una inclinación de 45º para permitirnos ver por el visor, se levanta para dejar pasar la luz. Detrás del espejo está el obturador (la puerta que cubre el sensor), que se abre, y permite que la luz que pasa a través del objetivo llegue al sensor y se forme la foto, hasta que el obturador se cierra y baja el espejo de nuevo.

Entendido esto, que es sencillo, vamos a ver ahora entonces como afectan todos estos parámetros manuales que nos permite ajustar la cámara, y que en un principio pueden parecer confusos pero en realidad es sencillo de entender.

Hay 3 parámetros que determinarán directamente como saldrá la foto:

Velocidad de obturación: La velocidad de obturación es el tiempo que el obturador que cubre el sensor se mantiene abierto. Cuanto mas tiempo está abierto, mas luz le dará al sensor y por lo tanto, mas clara saldrá la foto. Si se abre y cierra demasiado rápido, la foto sale oscura, pero si nos pasamos de tiempo, la foto sale blanca por el exceso de luz (es entonces cuando se dice que una foto está “quemada”). Hay que entender que un sensor es acumulativo, cuanto mas rato esté expuesto a la luz, mas cantidad de luz saldrá en la foto.

Esta velocidad de obturación se muestra en las cámaras con un valor habitual de X/X, (por ejemplo, 1/50 significa que el obturador estará abierto una 50 parte de segundo, lo que son 0,02 segundos), o como X.X” (por ejemplo, 3.5″, lo que significa 3 segundos y medio). Para que os hagais una idea, una velocidad habitual de una foto suele rondar el 1/160. Aqui tenemos que entender otra cosa sencilla: A 1/50 le entrará el doble de luz al sensor que a 1/100, y la mitad que a 1/25, etc.

F: El valor F ya deberiais saber lo que és, si leisteis el anterior tutorial. Exacto, es el valor de apertura del diafragma del objetivo, y se suele mostrar con el valor FX.X (por ejemplo, F5.6). En este caso, cuanto mas bajo es el número, mas cantidad de luz deja pasar el objetivo al estar mas abierto el diafragma. A medida que vamos eligiendo numeros mayores, el diafragma va cerrándose, dejando pasar menos luz. Recordad también el efecto que el diafragma tiene en la profundidad de campo.

ISO: El ISO es una medida que tienen las películas y sensores digitales para representar la sensibilidad que tienen a la luz. Cuanto mas alto el valor, mas sensible a la luz. PAra hacer un simil, es como si dos personas diferentes tuviesen diferente sensibilidad a la luz del sol. La persona uno, a la que llamaremos ISO 100, sale al sol y en cuatro horas adquiere un ligero tono moreno. La persona dos, a la que llamaremos ISO 1600, es mucho mas sensible, y en solo media hora adquiere el mismo tono moreno que el primero, pero en las mismas cuatro horas al sol que está el otro se queda mas quemado que la pipa de un indio.

El ISO funciona mas o menos igual. Antiguamente, comprabas un carrete de un u otro ISO, pero actualmente con los sensores digitales, podemos variar ese valor. A nivel práctico, significa que si estamos en una zona o a una hora donde no hay una cantidad de luz suficiente, podemos aumentar ese valor de ISO para que el sensor sea mas sensible a la luz.

Entended también que un ISO 200 es el doble de sensible que un ISO 100, y la mitad que un ISO 400 (siguiendo el simil de las personas al sol ,si una persona ISO 100 se quema en una hora, una ISO 200 se quema en media hora, y una ISO400 en 15 minutos.)

Eso si, debemos atender a una cosa: Aumentar el ISO tiene un efecto negativo en la foto, que se traduce en lo que comunmente llamamos ruido, un granulado feo en la foto que la emborrona y le quita detalle. Cuanto mas alto sea el ISO, mayor será ese grano y peor calidad tendrá la foto. Es por ello que el valor ISO es muy importante mantenerlo siempre lo mas bajo posible (unos 100-200 a ser posible).

Vale, ahora ya sabemos que hace cada valor de estos tres, que son los pilares básicos de la fotografía manual, pero ¿Como sabemos como ajustarlos a cada condición? Y ahí aparece la magia del fotómetro.

Todas las cámaras digitales llevan incorporado un fotómetro, que no es mas que un medidor que mide la luz que le entra a la cámara en un momento dado. Ese fotómetro nos dará la información que necesitamos para saber que tipo de ajustes poner en cada momento par sacar el mayor partido a la foto. Por, ejemplo, fijaos en esta pantalla trasera de una cámara (en este caso una Pentax K-x, pero todas las marcas y modelos tienen pantallas parecidas con los mismos datos):

Si habeis leido lo anterior, entendereis bien lo que aparece en pantalla. Antes de seguir leyendo, fijaos bien. ¿Ya? Pues deberiais haber acertado, el usuario está preparando una foto con una velocidad de obturación de 1/13, una apertura de F4.0, y un ISO 200.

¿Veis esa barra con números debajo del ISO? Que va de -3 a +3. Pues eso no es ni mas ni menso que el fotómetro. Si poneis la cámara en modo manual (suele estar representado con una M en la rueda de selección de modo), delante de vosotros tranquilamente (y asegurandoos que teneis el objetivo sin la tapa, no me seais gañanes), podreis ver que el fotómetro os dará un valor. Ese valor se ve con una barra (que justo en el ejemplo de arriba está centrada en el 0), y que os dirá si la imagen que está recibiendo la cámara en ese momento a través del objetivo está bien expuesta o no. Si el valor está sobre 0, la cámara os dice que está en una exposición correcta. Si está cerca de los números negativos es que os saldrá oscura (cuanto mas a la izquierda, mas oscura, y viceversa, si se va hacia los números positivos es que os saldrá mas clara de lo que la cámara interpreta como correcto. Para ajustar la exposición y que el fotómetro se centre, ajustamos los tres valores que os he comentado, Velocidad de obturación, F, y como último recurso, ISO. ¿Como se ajustan estos parámetros? Bueno, cada cámara tiene sus funciones, pero con leeros el manual de instrucciones de la cámara y aprender como acceder a cada parámetro, tendreis suficiente. Ademas, suele ser muy sencillo, porque son valores que se suelen ajustar rápidamente.

Hay que decir que esta información también os aparecerá en el visor, aunque suele ser mas sencillo verlo en la pantalla al principio, hasta que te acostumbras bien a manejar las opciones, etc.

Pues bien, imaginemos que en el ejemplo de arriba, con esos valores de Obturación, Diafragma e ISO, el fotómetro nos marcara a -3, lo que implica que nos saldría muy oscura ¿Como podemos solucionarlo y volverlo a dejar a 0? De la siguiente forma:

Aumentando el tiempo de exposición: Haciendo que el obturador estuviese mas tiempo abierto (por ejemplo a 1/5), entraria mas cantidad de luz al sensor, y por lo tanto, el fotómetro (que tiene en cuenta todos los valores que tenemos puestos en la cámara) se reajustaría centrándose. No obstante, la velocidad de obturación tiene un límte práctico: Cuanto mas rato esté abierto, mas fácil es que la foto nos salga “movida” si la estamos haciendo a mano. Una foto movida significa que, aunque es casi impercetible, nos hemos movido ligeramente mientras el obturador ha estado abierto, y por lo tanto la foto sale borrosa. Para reducir al máximo las posibilidades de que nos salga la foto movida, hay una regla que dice que la velocidad de obturación no debe ser menor a la distancia focal del objetivo usada (si disparamos con un objetivo a 50mm, la velocidad de “seguridad” sería 1/50, si fuese un 20mm, 1/20, etc.). Si tenemos un trípode, esto ya no es tan crítico porque al estar la cámara fija, no habrá imagenes movidas (salvo que, por supuesto, estemos haciendo una foto de algo que se mueve).

Aumentando la apertura del diafragma: En este caso, estamos relativamente limitados por la apertura máxima del objetivo del que dispongamos. Si el diafragma máximo del objetivo que usamos fuese F4, no podriamos abrir mas, por lo que estariamos obligados a ajustar o el tiempo de exposición, o el ISO. Sin embargo, imaginemos que en este caso tenemos un objetivo con apertura máxima de F2.8. Ajustando la apertura a ese valor, el fotómetro detectaría que ya entraria mas luz a la hora de realizar la foto, y por lo tanto, se iría centrando también. Recordemos sin embargo el efecto que tiene el diafragma en la profundidad de campo.

Aumentando el ISO: Esto debería ser la última opción a elegir, porque es el que tiene un impacto mas negativo en al calidad final de la foto, y siempre hay que mantenerlo a lo mínimo posible. Imaginemos que hemos ajustado los dos valores anteriores, pero aún así el fotómetro nos indica que está a -2 (lo que implica que la foto nos saldría muy oscura). No podemos aumentar mas la velocidad de exposición porque estamos disparando a mano sin trípode y no queremos que nos salga movida, y el objetivo ya está a su máxima apertura. En este caso, la única opción que resta es aumentar el valor ISO (por ejemplo, ISO 800). Esto hará que el sensor sea mas sensible a la luz que le entra, lo que hará que no nos salga oscura, pero aumentará el ruido de la foto. Es importante que, para experimetnar vosotros mismos, hagais pruebas aumentando el valor ISO de vuestra cámara hasta llegar al máximo, y luego veais las fotos como han quedado, así sabreis hasta que valor os parecen correctas, ya que cada cámara es un mundo en este aspecto.

Haciendo un ajuste de los tres valores: Esta suele ser la opcion mas eficaz si el fotómetro nos dice que está muy subexpuesto o muy sobreexpuesto. Simplemente es ajustar un poco los tres valores en vez de aumentar o reducir uno de ellos radicalmente y a lo bruto. Como sabemos que cada uno de ellos afecta al fotómetro, se trata de ajustar según nos interese, aunque sobre esto ya hablaré mas en el próximo tutorial.

Por hoy, ya deberiais haber aprendido como hacer exposiciones manuales para que no os salgan ni demasiado oscuras ni demasiado claras. En el próximo tutorial explicaré como hacer exposiciones específicas para diferentes situaciones según el resultado que querais conseguir, pero primero id experimentando con los ajustes, probando vosotros mismos, etc.

Y como siempre, si teneis alguna duda, dejadla escrita por aquí.

Cutretutoriales de fotografía para vagos (volumen I xD)

•Jueves, 7 julio, 2011 • 2 comentarios

Pues como Internet está plagado de tutoriales de fotografía pero la mayoría son tremendamente técnicos y aburridos, me he decidido hacer una serie de tutoriales muy sencillos, sin entrar en tecnicismos, para los mas tontacos y/o vagos😄. Para empezar, voy a tratar sobre un concepto desconocido para muchos pero vital en la fotografía: La profundidad de campo.

Cutretutorial I: La profundidad de campo

¿Que es la profundidad de campo? Básicamente todos sabemos cuando una foto que vemos está enfocada o desenfocada ¿verdad? La pregunta és ¿Que parte es la que está enfocada? El objetivo de una cámara solo enfoca a una distancia cada vez, por lo que lo que queda por delante y lo que queda por detrás de ese punto estará desenfocado en mayor o menor medida. Esa medida es precisamente la profundidad de campo. ¿Que implica esto? Pues básicamente, así a lo bruto, significa que si le hacemos una foto a nuestro primo que está a veinte metros de nosotros enfocándole a él, si aparentemente toda la foto está enfocada significa que tenemos mucha profundidad de campo, mientras que tanto delante como detrás de él se ve desenfocado, tenemos poca profundidad de campo. Así a lo cutre suena confuso, pero veamos un ejemplo fácil de entender:

Aquí tenemos a Sustru, modelo excepcional y voluntario posando para esta foto. Como veis, el foco (la zona enfocada) está en los ojos, y por delante de estos (la nariz) y por detrás (las patas delanteras, el fondo) ya está desenfocado. Esta foto sería un buen ejemplo de una foto con poca profundidad de campo.

¿Para que sirve esto? Bueno, cuando se usa una profundidad de campo reducida se dice entre los “entendidos” que se hace enfoque selectivo. Esto puede utilizarse por muchas razones, pero la mas común suele ser aislar un poco el centro de atención del fondo, para que no haya cosas que nos molesten. Como veis en la foto del perro, el fondo no es mas que una serie de manchas de colores, por lo que la atención se centra inmediatamente en los ojos. Este tipo de tomas también suelen conseguir gran dramatismo si lo hacemos bien.

Pero ¿Como funciona la profundidad de campo? Bueno, he dicho que no entraría en detalles técnicos, pero explicaré la base para que sepais como conseguir estos resultado. Casi cualquier objetivo de una cámara, sea compacta, bridge o reflex tiene lo que se llama un diafragma. Esto no es mas que una especie de anillo que se abre o se cierra, dejando pasar mas o menos luz a la cámara, y se representa con la letra F y un número (que suele variar entre 1 y 44, aproximadamente, aunque puede ser algo menor o mayor en casos concretos). Por ejemplo, cuando alguien dice que una foto está hecha a F5.6, significa que la apertura del diafragma del objetivo estaba a ese número. Para no entrar en detalles, basta que entendais estos conceptos sencillos:

  1. Cuanto menor es el número F, mas abierto está el diafragma.
  2. Cuanto mas abierto está el diafragma, menos profundidad de campo tendremos
  3. Cuanto mas abierto está el diafragma, mas luz entra en el sensor o negativo
  4. Cuanto mas cerca esté el punto de enfoque  de nosotros, mas desenfocado estará el fondo

Así pues, entendemos que F1.4 es mas abierto que F8, que a F1.4 tendremos menos profundidad de campo que a F8 (tendremos fondos mas desenfocados), y que a F1.4 entrará mas luz que a F8 (y por lo tanto, necesitaremos menos tiempo para hacer la foto, aunque de esto hablaré en el próximo cutretutorial). Si queremos aislar mucho el sujeto del fondo, es mejor que esté relativamente cerca de nosotros, o que usemos un nivel de zoom alto.

Para que os quede aún mas claro, aquí podeis ver cinco fotos exactamente iguales en la que lo único que cambia es la apertura del diafragma (el valor F) del objetivo, y podreis apreciar la diferencia de profundidad de campo de unas u otras:

Como podeis apreciar, ni la cámara ni el punto enfocado (las ramas del pino en primer plano a la derecha) han variado, y sin embargo la primera foto y la última son completamente diferentes. Mientras que a F1.4 la profundidad de campo es mínima, a F22 podemos apreciar perfectamente lo que hay alrededor.

Tener en cuenta esto es muy importante a la hora de hacer fotos. Por ejemplo, si queremos fotografiar un paisaje, lo ideal es tener mucha profundidad de campo, porque queremos que se vea todo el paisaje de forma nítida. En cambio, si lo que queremos es centrar la atención en un sujeto en particular, como por ejemplo una persona, un animal, un insecto, etc. nos suele interesar tener muy poca profundidad de campo para que el fondo no distraiga la atención del que vea la foto (comparad de nuevo la primera y la quinta foto de arriba, y comprobareis que la atención se centra mucho mas en las ramas del pino en la que tiene mínima profundidad de campo).

Para que os quede aún mas claro, os pongo unos ejemplos del mismo sitio exactamente, grabados en video, para que veais como influye la profundidad de campo en movimiento.

Este está tomado a F1.4, con lo que, si habeis leido hasta aquí, sabreis que es un valor muy bajo, lo que implica un diafragma del objetivo abierto y mucha entrada de luz, lo que implica… exacto, muy poca profundidad de campo, como podreis ver:

Como podeis ver, cuando el punto de enfoque se va alejando de las ramas del primer plano estas llegan incluso a desaparecer.

En cambio, si grabamos lo mismo a F8, el resultado es el siguiente:

Como veis, aquí desde el principio se ve todo mas definido, lo que hace que la imagen sea un poco mas nítida pero a la vez mas confusa.

En resumen, es importante saber cuando queremos que haya mucha o poca profundidad de campo, y saber como conseguirla. Tanto las cámaras compactas como las bridge o reflex permiten cambiar el valor de apertura (F) del objetivo cuando la usamos en modo manual, por lo que es importante usarlo bien, ya que esto conseguirá que nuestras fotos queden mucho mas interesantes.

Hay otra cosa que hay que tener en cuenta sobre la profundidad de campo, y que solo mencionaré por encima para no marearos: Cuanto mas milímetros tiene el objetivo (mas zoom) menos profundidad de campo tendrá, y viceversa, cuando un objetivo es muy angular (poco zoom) habrá mas profundidad de campo. Por lo tanto, si utilizais un objetivo tipo Zoom, conseguireis menos profundidad de campo (y por lo tanto fondos mas desenfocados) al nivel máximo de zoom que os permita.

También tened en cuenta que las cámaras compactas tienen, por construcción, una profundidad de campo enorme. No voy a explicaros por qué porque tendría que entrar en detalles técnicos aburridos que en realidad no os interesan (porque si os interesan, buscad un tutorial mas serio que este! xD).

Por último, los objetivos no son todos iguales. Por ejemplo en cámaras reflex podemos comprar objetivos muy luminosos u otros menos luminosos. Cuanto mas luminosos mas bajo será su número mínimo de F (los mas luminosos suelen ser F1.2 o F1.4), y más desenfoque tendrán los fondos, pero también suelen ser bastante mas caros.

Para acabar, un resumen por puntos para dejar claro todo esto:

  1. Cuando queramos que se vea todo nítido, como con paisajes, nos interesa mucha profundida de campo, por lo tanto elegiremos un valor F alto (8 o mas, por ejemplo).
  2. Cuando queramos fondos desenfocados, nos interesa poca profundidad de campo, por lo tanto elegiremos un valor F bajo (lo menor que nos permita el objetivo). Además, si es un objetivo zoom, nos interesa que esté a un valor de zoom alto, porque esto ayudará también al desenfoque del fondo. Por ejemplo, a 30mm f1.4 tendremos los fondos menos desenfocados que a 85mm f1.4 (por si no lo sabeis, el nivel de zoom se mide en milímetros, cuantos más milímetros, mas zoom).
  3. Con cámaras compactas y bridge es mas dificil obtener fondos desenfocados que con las cámaras reflex.
  4. Por norma general, cuanto menor sera el número F mínimo de un objetivo, mayor será su calidad (y su precio). Un objetivo F1.4 puede costar tres veces mas que un F2, por ejemplo, pero de nuevo recordemos que con el F1.4 conseguiremos fondos algo mas desenfocados que a F2, por lo que hay que valorar si nos interesa pagar la diferencia de precio.

Y básicamente esto es la base de la profundidad de campo. La mejor forma de aprender sobre ella es experimentar con vuestras cámaras.

Samyang 85mm F1.4 Aspherical IF

•Lunes, 6 junio, 2011 • 3 comentarios

Finalmente, después de darle vueltas a que objetivo adquirir, me decidí por el objetivo Samyang 85mm f1.4. Me llegó hace unos diez dias y he estado trasteando un poquito con él.

Samyang es una compañía Coreana que diseña objetivos de enfoque manual a precios muy competitivos. En este caso, el Samyang 85mm f1.4 cuesta menos de 300€, costando menos de tercera parte que cualquier otro 85mm f1.4 con autofocus.

Aquí podeis ver el aspecto a plena apertura visto desde delante y desde detrás. La verdad es que impresiona tenerlo en las manos y ver el caño de luz que pasa a través de él:

Dentro de la caja viene el objetivo, un parasol (del que había oido hablar horrores y no me ha parecido tan malo), una funda de terciopelo y las instrucciones. El tamaño de la rosca frontal para filtros es de 72mm, y su peso es de algo mas de 500 gramos. La construcción es muy sólida y el tacto del anillo de enfoque tiene el toque de dureza adecuado para controlar el enfoque, que es algo clave a f1.4. Aquí podemos verlo al lado del Tamron 17-50 para que podais comparar el tamaño:

La cuestión es ¿Vale la pena pagar por un objetivo de estas características sin autofoco? Desde mi punto de vista, la respuesta es un SI rotundo. Hay varias razones, una de ellas es que este objetivo, que está también con montura Sony, Canon y Nikon, tiene como particularidad en montura pentax el modo A, lo cual nos permite controlar el diafragma desde la cámara y lo que es mas importante, funcionan todas las mediciones de luz.

El Bokeh desde mi punto de vista es magnífico, y la nitidez, incluso a f1.4, es estupenda. Aquí podeis ver un ejemplo del bokeh que da el objetivo a máxima apertura, y un detalle al 100% de la foto para que veais que la calidad óptica es mas que digna:

El enfoque es cierto que es crítico a f1.4, especialmente si estamos cerca del sujeto, pero es menos complicado de lo que se ha llegado a comentar. Si teneis una mínima experiencia con el enfoque manual (especialmente si sois amigos de los antiguos pentax M o pentax A) no os resultará complicado. Está claro que no es un objetivo ideal para la acción donde requeriremos un enfoque ultra rápido, pero para retrato mas calmado y otras situaciones en las que no necesitemos esa inmediata velocidad de enfoque, resulta perfecto.

Por lo que he podido leer en reviews mas profundas y serias que esta que estoy haciendo yo, a partir de F4 el objetivo no gana demasiada nitidez a diferencia de otros 85mm f1.4 de gama y precio altísimos, pero personalmente creo que si uno se compra un objetivo tan luminoso es, precisamente, para sacarle partido a esa luminosidad, y en este caso, el Samyang cumple tremendamente bien. Si que es cierto que crea algunas aberraciones cromáticas, pero es algo perdonable, desde mi humilde punto de vista.

En cuanto a mínima distancia de enfoque, no es precisamente uno de sus puntos fuertes ya que es de un metro, pero si tenemos en cuenta que este 85mm en un formato APSC es equivalente a aproximadamente un 130mm en formato completo, salvo que queramos hacer detalles muy próximos el encuadre será mas que satisfactorio. Para que os hagais una idea, una cara ocupa casi la totalidad del encuadre a la distancia mínima de enfoque.

La profundidad de campo es bastante pequeña a f1.4, lo que hace que sea un objetivo estupendo para enfoque selectivo. En el siguiente ejemplo podeis ver que la cara de la gata está perfectamente enfocada, mientras que las baldosas, pocos centímetros detrás de ella, ya empiezan a verse desenfocadas:

En resumen, es un objetivo estupendo si no nos importa tener que enfocar de forma manual. La alternativa es pagar mas de mil euros por uno similar de Sigma con autofoco, por lo que ya solo por precio juegan en gamas distintas. No es perfecto, por supuesto, pero probablemente sea uno de los objetivos con mejor relación calidad precio que se puede encontrar a dia de hoy en el mercado.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.